Todo lo que necesita saber sobre los pit bosses del casino

Noticias

2022-07-21

Muge Aribilginc

¿Alguna vez se ha preguntado qué hacen los pit bosses en un casino? Si observa desde una mesa de juego, este trabajo puede parecer bastante fácil. Sin embargo, probablemente no pensaría lo mismo si viera a un jefe de sala de casino administrar a todos los croupiers, cajeros, servidores y demás personal que trabaja en el casino. El jefe de sala de casino también se encarga de formar a los nuevos empleados y de alentar a toda la plantilla a mejorar su desempeño.

Todo lo que necesita saber sobre los pit bosses del casino

Por lo tanto, para convertirse en un jefe de sala de casino con experiencia y consumado deberá considerar un par de puntos. Si se está planteando en serio hacer carrera como jefe de sala de casino, esta guía está hecha a su medida.

¿Qué es un pit boss de casino?

Un jefe de sala de casino es el gerente general de un casino. Estos pasan la mayor parte de su tiempo en las instalaciones del casino, asegurándose de que los jugadores sigan todas las reglas establecidas. Además, rastrean y monitorizan las transacciones, resuelven disputas de los jugadores, detectan trampas comunes, forman a nuevos empleados, dirigen a los jugadores en las instalaciones y más.

¿Cuáles son los requisitos para convertirse en un pit boss en un casino?

Aunque no se requiere educación previa para este puesto, los casinos pedirán a cualquier persona que desee ser jefe de sala de casino, tener las calificaciones y experiencia adecuadas. Es preferible tener experiencia previa en las instalaciones de un casino y, por lo general, haber trabajado antes como croupier. Es esencial que los jefes de sala sepan cómo jugar a todos los juegos de mesa, ya que estos se asegurarán de que los jugadores sigan las reglas.

Un gran jefe de sala debe poseer notables habilidades de gerencia y tener un amplio conocimiento de los distintos juegos de casino, debe poder resolver disputas entre jugadores y saber lidiar con situaciones difíciles. Además, debe tener la capacidad de realizar múltiples tareas, ya que estará monitoreando más de una situación a la vez.

Los jefes de sala tienen un diploma de la escuela secundaria o un GED, y los casinos pueden brindar una capacitación adicional sobre cómo administrar el papeleo y cómo jugar a ciertos juegos de casino.

La personalidad adecuada

No todo el mundo tiene la personalidad adecuada para convertirse en un excelente jefe de sala de casino. Este debe ser una persona afable y amigable para que los jugadores se sientan bienvenidos y cómodos, pero eso solo no es suficiente. Debe tener autoridad y estar bien informado para la toma de decisiones en caso de disputas. También es importante que sea justo y capaz de tratar a todos con el mismo grado de respeto y equidad. Además, debe prestar mucha atención a los detalles para mantener todo bajo control en las instalaciones del casino.

Un jefe de sala debe poseer el equilibrio adecuado entre ser autoritario y amigable, con el fin de hacer que los jugadores se sientan como en casa mientras demuestra sus habilidades de liderazgo. Tiene la responsabilidad moral de tomar decisiones de forma neutral, pero también necesitan expresar su opinión de manera cortés. Mantener este equilibrio entre ser cortés y decidido, es probablemente la parte más difícil, pero a la vez la más importante de ser un buen jefe de sala.

Los casinos eligen candidatos que poseen habilidades inherentes aplicables al trabajo, pero las habilidades requeridas también se pueden aprender con el tiempo con una serie de cursos sobre habilidades de negociación, gestión de personas y pensamiento rápido, entre otros. Estas son definitivamente algunas de las habilidades más importantes que un jefe de sala debe tener para hacer un buen trabajo en un casino.

Responsabilidades del pit boss de un casino

Las responsabilidades de un jefe de sala de casino han cambiado considerablemente a lo largo de los años. Hoy en día el jefe de sala es responsable de dirigir una gran cantidad de boxes con juegos de mesa distintos. Sin embargo, anteriormente su única responsabilidad era supervisar todos los acontecimientos del casino. No obstante, el objetivo principal de un jefe de sala de casino sigue siendo el mismo, garantizar que los jugadores jueguen en un entorno libre, justo y amigable.

A continuación se presentan algunas de sus responsabilidades:

Resolver disputas entre jugadores

En un casino, los ánimos seguramente se exaltarán en algún que otro momento, por ello habrá disputas ocasionales en máquinas tragaperras y juegos de mesa debido a errores del jugador o del croupier. En este caso, el jefe de sala deberá actuar como la autoridad final con respecto a cualquier irregularidad. Pero si el jefe de sala no puede manejar la situación, podrá llamar al gerente del casino o a la autoridad reguladora. Por lo tanto, es esencial una comprensión profunda de las reglas del juego para el jefe de sala.

Papeleo

El papeleo necesario en un casino puede ser inmenso. Los jefes de sala son responsables de administrar todo el papeleo del casino. Manejar los cambios de turno, la programación regular, los horarios de los distribuidores, el tiempo libre del personal, las vacaciones, etc. También son responsables de manejar el papeleo de las instalaciones, como las ganancias y pérdidas de mesas, procedimientos para créditos e inventario de mesas, y preparar informes de turnos diarios para los jefes de turno (un turno regular de 8 horas consta de tres o cuatro breves pausas, una de las cuales es de al menos media hora para comer).

Además, los jefes de sala están capacitados para reconocer problemas y evitar que los jugadores cuenten cartas, hagan trampa y se involucren en estafas.

Ser responsable del dinero

Esta es otra tarea crucial de un jefe de sala de casino. Son responsables de supervisar todas las transacciones de dinero, y vigilar todas las apuestas y el dinero que circula sobre las mesas. El jefe de sala es responsable de cada céntimo negociado durante su turno. En general, podríamos decir que cuidar el efectivo de la mesa es posiblemente la obligación más importante de un jefe de sala.

Además, es responsable de captar quiénes son los jugadores leales que frecuentan regularmente el casino, ya que estos jugadores son recompensados ​​con puntos de cortesía. Darse cuenta de la presencia de estos jugadores leales y determinar el premio que se les otorgará es, de hecho, uno de los trabajos más importantes de un jefe de sala de casino. Las recompensas pueden variar desde reservas de billetes de avión, hasta reservas de habitaciones de hotel.

¿Cuánto gana un pit boss en un casino?

Los jefes de sala de un casino tienen más responsabilidades, y por lo tanto, ganan mucho más dinero que otros empleados. Si bien el salario puede variar de un casino a otro, los jefes de sala de EE. UU. ganan entre 50.000€ y 75.000€ al año. Es decir, unos 27€/h aproximadamente. Con estos altos ingresos no es de extrañar que los jefes de sala no acepten propinas, ya que pueden vivir una vida cómoda con este salario.

Resumen

Administrar las instalaciones de un casino puede ser divertido y entretenido al mismo tiempo. Tan solo se necesita trabajar duro, diversas habilidades y una personalidad agradable. A cambio, el jefe de sala de un casino disfrutará de un buen sueldo y trabajar en una industria divertida.

Últimas noticias

NetEnt se vuelve holandés con Holland Casino Partnership
2022-09-24

NetEnt se vuelve holandés con Holland Casino Partnership

Noticias